Meditación no es algo a hacer para conseguir un objetivo -paz, felicidad…- sino algo para ser disfrutado como un fin en sí mismo.

Meditación no es buscar, no es la búsqueda de algo, sino solamente es profundizar en el presente. Y cualquier cosa puede usarse para ello. Cualquier cosa ese tan buena como cualquier otra. Si. uno lo entiende, se puede usar cualquier cosa como un objeto de meditación o como meditación.

No puedes relajarte; solo puedes estar relajado. Tu misma presencia es la inhibidora de la relajación. “Relajación” significa que tú estás ausente, y esforzándote nunca podrías estar ausente. Cada esfuerzo fortalecerá tu presencia, eso es lo que sucederá. Cualquier cosa que hagas será un acto tuyo, te estarás fortaleciendo a través de ello, te irás condensando a través de ello, te irás cristalizando.

En este sentido, no puedes relajarte. La relajación puede llevarte solo cuando tú no eres. Tu hacer se convertirá en parte de tu ego, tu mismo esfuerzo será una continuidad de ti mismo. Tú estás relajado en el momento que dejas de ser. Tu mismo ser es la tensión. No puedes existir sin tensión; tú eres la tensión.

Osho

Meditación: el arte del éxtasis. Sobre la meditación y las técnicas de meditación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *